Lo que viene para el 2022: ¿Estás preparado? / Por Leonardo Soto. Economista

0
810
Imagen Referencia

Hagamos contexto rápido: ¿Qué pasó en el 2021?

  • La pandemia que se creía vencida por la vacuna, da varios giros (variantes) y alerta al mundo de la salud pública, mientras los ciudadanos del mundo se resisten a seguir confinados o con restricciones de movilidad. Esto llevó inclusive a protestas en varios países, cientos de miles de personas, en decenas de países salen a las calles por encima de las restricciones, acuden a sitios públicos, se congregan, el miedo colectivo quedó atrás, las economías se reactivan en medio de rumores de recesión.
  • Millones de personas en el mundo se niegan a volver a las oficinas. En medio de más de un año de teletrabajo (para las disciplinas que aplica), millones de personas le dicen: “NO” a la posibilidad de volver a una oficina para cumplir horario. Las empresas se resisten, y obligan a las personas a asistir. Toda la estructura empresarial tradicional se tambalea.
  • El turismo en el mundo explota en frenesí, luego de que las personas vacunadas pudieron salir a hacer vida social, comenzó una gran demanda de turismo de experiencias intensas: gastronomía, aventuras, lugares exóticos, experiencias extremas y más. Las personas ahora ven el turismo más que como una actividad de esparcimiento y descanso, como una oportunidad que les permita tener experiencias para validar la vida, para sentirse realmente vivos.
  • La carrera espacial con fines de turismo, se convierte en noticia mundial. Los millonarios Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, Jeff Bezos, fundador de Amazon y Elon Musk, fundador de SpaceX, una empresa privada que es contratista de la NASA, hicieron lo suyo y dieron un gran SÍ a esta posibilidad ante un mundo que los observaba aún temeroso en medio de la pandemia.
  • El metaverso entra en el juego, con un movimiento inteligente de Mark Zuckerberg para llevar a Facebook a un nuevo nivel de participación en la digitalización de la vida mundial, esto promueve la investigación y el desarrollo en el área a niveles acelerados.
  • Los cripto activos, en medio de una ola de escepticismo, aún muy incomprendidos, y en algunos casos, odiados por muchos, se fortalecen en medio de una economía más globalizada que confía cada vez menos en el sistema financiero tradicional. Las criptomonedas y todo lo que hay detrás de ellas, se convierten en fuentes de inversión, capitalización y expansión de experiencias de desarrollo personal y empresarial. Siendo de muy alto riesgo por su componente principalmente especulativo, estos nuevos activos digitales están sobre la mesa.

Claro, son muchos más los acontecimientos, pero estos son los generales relevantes que dan pie a varios escenarios que en el 2022 son cruciales:

¿Qué pasará en el 2022?

Un recuento simple de mi perspectiva, esto podría ser pauta para el 2022:

  • El COVID con todas las variantes que podrían surgir, seguirá siendo parte de nuestras vidas por un largo tiempo, tal vez 5 años, 3 siendo optimista. Esto significa que el riesgo sigue allí afuera, la vacunación colectiva es la mejor opción (respetando la opinión de los que se oponen a la vacuna), y la prevención es la clave. Siendo el virus ya endémico, su tratamiento irá variando de acuerdo a cada zona y las condiciones de cada paciente. ¿Seguirá afectando la vida económica? Sí, los sectores médicos, farmacéuticos, investigación y desarrollo, consumibles de bioseguridad y otros rubros relacionados seguirán siendo de alto consumo. E irónicamente, en medio de este contexto de pandemia prolongada, el turismo se fortalecerá, todos los que puedan viajar, lo harán sin dudarlo, esto impulsa bienes y servicios en el área, la gastronomía de experiencia seguirá siendo tendencia, no es solo comer por comer, es una serie de estímulos que generen la explosión de dopamina para una vida intensa. El virus está, debemos respetarlo y aprender a vivir por encima de él, debemos superarlo.
  • Los mercados de inversiones especulativas podrían crecer un 60%: El valor apreciativo de los intangibles está llegando a un nuevo nivel, las bolsas de valores internacionales (mercados de capitales tradicionales) tienen su haber, oferta de nuevas empresas, mecanismos y herramientas que llevan al mundo a colocar su mirada en estos mercados como opción para inversión. Sin embargo, un mercado también de intangibles, pero no tradicional, los cripto activos, tomará aún más fuerza en el 2022. La reciente explosión de los NFT, la capitalización de estos y el auge de la apreciación del valor del blockchain al alza nos da un buen pronóstico para este mercado, peligroso pero prometedor. ¿Dónde está el peligro? Es un mercado altamente especulativo, sin regulación, todos los picos de inversión, grandes ganancias y catastróficas perdidas se basan en una confianza casi a ciegas, por lo que es necesario en extremo, antes de entrar, entender como funciona, a nivel técnico y filosófico, sí filosófico, pues hay toda una nueva cultura alrededor de este mundo digital.

¿Puedo entrar en este mundo?

  • Si deseas aprender y tienes paciencia: SÍ. Como dice un amigo empresario e inversionista en cripto activos: “Esto no es una carrera de velocidad sino de resistencia…”
  • Si eres afín con la Economía Digital (nada relacionada con los pírricos esquemas piramidales que se venden como negocios “multinivel” donde te ofrecen: “Enseñarte a generar ingresos en la nueva economía…):
  • Si eres un inversionista que entiende el largo plazo, entiende los riesgos y tiene tolerancia al fracaso:
  • Si quieres hacerte millonario invirtiendo un par de centavo, además pensando que En el proceso no perderás nunca. NO, ESTO NO ES LO TUYO.
  • La producción y comercialización podría centrarse en las PYMIS y PYMES, las cuales estarán casi obligadas a convertirse en Empresas de Base Tecnológica (EBT). Sí, las grandes empresas seguirán existiendo, esas que ocupan grandes extensiones de metros cuadrados y tienen plantillas laborales por miles. Pero, en el 2022, las empresas pequeñas, de menor costo, de logística más eficiente serán la pauta. Centros de producción pequeños, ágiles y estratégicamente bien ubicados. Tienen como tarea además ser autosustentables en muchos de los recursos que consumen, como la electricidad, por ejemplo. ¿Por qué EBT? Porque toda empresa, sin importar su tamaño, debe realizar incorporación intensiva de investigación y desarrollo para mantener en mejora continua sus productos y servicios en mercados cada día más exigentes. Pensar que una página, que rrss o cualquier herramienta digital no aplica a tu negocio porque es muy “pequeño”, es condenarlo a no crecer o a fracasar.
  • Las empresas con estructuras verticales comenzarán a debilitarse hasta desaparecer: Los conceptos de empresas con estructuras duales (horizontales y verticales), flexibles, adaptativas, colaborativas, empresas B, y aquellas que funcionan siguiendo los parámetros de la Economía Circular, serán las que comiencen a ocupar mayores espacios, serán mas cotizadas como espacios para trabajar. ¿Te has dado cuenta que los productos libres de sellos y que promueven empaques biodegradables hoy son más atractivas? De eso se trata un poco la Economía Circular, camino por el que transitaremos hasta evolucionar en los próximos 10 años.
  • El marketing creativo y experiencial será la base de todas las ventas del 2022: Vender no es tema transaccional, las ventas hoy, y más en el 2022, se basarán en a relación cercana con el cliente, en marcas más humanas y empáticas, en comunicación continua y bidireccional en todos los canales disponibles para ello. La Economía del 2022 se construirá sobre la base de más y mejores relacionales humanas.

Caso Específico Venezuela

La Economía para el 2022 asoma un panorama de crecimiento del PIB entre 1.5 y 3% (Integral Group LA www.integralconsultores.com.ve), un escenario mucho más alentador que el -15% del 2019, -30% del 2020 y el 0% del 2021. Esto no significa que la Economía mejorará al punto de interpretarla como recuperada, pero un crecimiento modesto luego de más de 5 periodos de caída, es modesto, no suficiente, pero sin duda necesario, brinda una posibilidad real de mejorar, de planificar con base una estabilización real para proyectar la expansión.

Con un incremento de la producción petrolera en el país, y un barril de petróleo entre 60 y 80$ aproximado, el país contará con un relativo mejor flujo de caja, esto no implicará de inmediato una mejora en toda la Economía, pero habrá sectores relacionados con la industria que mejorarán generando con ello consumo intermedio en el país, generación de fuentes de empleo formal y la posibilidad de la creación de más espacios empresariales.

Sin embargo, nuestra meta como nación, debería ser no retornar a la dependencia hacia el petróleo, la diversificación real de la Economía debería ser premisa en todos los sectores posibles, solo así sería posible escapar del ciclo de auge y caída que representa la dependencia a la renta que proporciona una materia prima altamente cotizada.

Sectores que Podrían Crecer en el 2022 en Venezuela

Agroindustria: Por encima de todo pronóstico, con la inestabilidad del país, la inseguridad y la falta de financiamiento, la falta de gasolina y más, los agroproductores locales salieron adelante y no se detuvieron. Muchas pudieron ser las pérdidas en el proceso, cosechas que no pudieron salir a tiempo, escasez de agro insumos y medicamentos veterinarios entre otros. Sin embargo, durante los dos años de pandemia en Venezuela, los productos del agro hecho en Venezuela, no han dejado de demandarse. La necesidad de tecnificación en esta producción, mayor seguridad política y social, así como financiamiento oportuno podría impulsar la agroindustria del país. Falta mucho por recorrer, las condiciones son adversas, pero el que conoce del negocio y sabe como enfrentar los riesgos, tiene alta posibilidad de capitalizar en el 2022 con esta actividad.

Sector Salud: Venezuela no escapa del efecto pandemia, por lo tanto, todos los rubros relacionados con la salud, seguirán siendo negocio en el 2022. Este segmento está monopolizado por grandes capitales, para incursionar en él se debe tener pulmón financiero y capacidad logística, pero hay rubros de consumibles básicos que pueden promoverse para su manufactura en el país, retomar la producción de genéricos venezolanos, consumibles médicos de plásticos y otros rubros, pueden promover un reimpulso de la industria local en el área.

Alimentos y Otros Productos de Consumo Masivo: El país no ha dejado de comer, en menor cantidad, pero el consumo se mantiene. Los rubros en esta área seguirán siendo negocio, pero principalmente con una red que conecte el mayor y el detal. Los pequeños negocios de detal solo son rentables con marcas bien definidas y con proyección de marketing planificado, la era de los pequeños casi invisibles ya terminó, empresa sin marketing técnicamente no existe.

Servicios Profesionales: Desde los técnicos como carpintería, albañilería y otros, hasta los profesionales universitarios, una dinamización de varios sectores económicos demandará de mano de otra y profesionales capacitados y con experiencia, esto motiva a que todos estos profesionales además de ofrecer lo que saben, generen todo un sistema inteligente de oferta de servicios, atención al cliente postventa y marketing basado en la confianza de servicios que sólo se demandan a personas responsables y altamente recomendados.

En el 2022 lamentablemente la Economía se inclina a seguir informalizándose, los Gobiernos Locales y Regionales y Nacional deben garantizar las condiciones para que prospere la pequeña y mediana empresa de la mano con incentivos fiscales y apoyos crediticios. Atender la inseguridad social es crucial, así como la severa deficiencia de todos los servicios públicos básicos, como la electricidad, por ejemplo, que, sin un servicio eléctrico estable, pensar en producción con crecimiento es casi una ilusión.

Para el 2022 tenemos el desafío de crear un sector empresarial orgánico, realmente robusto y con posibilidad de generar fuentes de empleo. Sí, entiendo que hay cientos de problemas que superar, sí entiendo que la legitimidad institucional del país sigue cuestionada interna e internacionalmente, sí es cierto que hay pocas, muy pocas garantías a la propiedad privada, pero algo debemos hacer, es momento de unirnos, organizarnos, exigir cambios, construirlos y promover desde la acción constructiva e inclusiva el cambio que tanto requiere el país.

A todos los que leen estas líneas, vamos a organizarnos, es tiempo de construir Prosperidad Compartida, Construyamos Juntos Una Economía Diferente.

Dr. Leonardo Soto. Economista

@LeonardoJSotoG

Lsoto@integralconsultores.com.ve

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here