La Técnica. Por Laurence E, Diaz Nuñez

0
406
Imagen Archivo

Artículo Original de Laurence E, Diaz Nuñez

¿A alguien le gusta comer mangos recién bajado de la mata? ¿Verdad que tienen mejor sabor que si los compras en la frutería? Pero te apuesto a que son más dulces si los tomaste alguna vez de un árbol ajeno ¿Cierto? Estoy seguro que así es. ¿Quién de muchacho no hizo alguna travesura como meterse al jardín del vecino a bajar del árbol un mango un durazno o alguna otra fruta? No sé por qué pero la fruta de un predio ajeno siempre es más llamativa que la de nuestro propio jardín. Ahora para hacer esto de ir a hurtar la fruta del árbol vecino se requería de una técnica. Estudiar los movimientos del dueño del árbol, que hubiese una escalera o algo para treparse y saltar la pared y luego subir y bajar del árbol, calcular el tiempo de ida y vuelta, la complicidad de un amigo para que ayudara a vigilar. Ya todo calculado se disponía entonces el inicio de la misión furtiva de extracción del fruto elegido.

Siguiendo el plan trazado se tomaban todas las precauciones para ir por el botín, con mucho sigilo se subía uno por la pared, el otro pasaba el bolso para recoger las frutas y las escalera para poder subir al árbol. Todo cuidadosamente calculado, una vez subido a la mata y recogida la cosecha es menester de regresar y salir con la misma precaución. Listo misión cumplida. Al tiempo se retorna por más fruta siguiendo el mismo plan pero esta vez hay un imponderable, una variable no considerada: El vecino había comprado un perro y lo soltó justo al momento de estar en el árbol. Así que todo el plan se olvida y solo hay que salir corriendo y escapar de los colmillos del can. No hizo falta escalera para saltar la pared y huir despavoridos. La técnica de entrada y salida se fue al demonio.

Mucho cuidado, no estoy incitando de ninguna manera a cometer algún delito o a apropiarse de frutos ajenos de cualquier índole. Quiero simplemente hacer entender que no solo la técnica o el conocimiento es necesario para alcanzar metas en la vida, ni en lo personal ni en lo profesional. Para alcanzar los objetivos es necesario obviamente estar preparados, tener conocimientos y saber aplicar todas las técnicas habidas y por haber pero esto es solo un 20% de lo que necesitas. Para poder alcanzar tus metas necesitas del otro 80% y esto no es más que la motivación al logro. Tienes que tener un sueño, algo que no te deje dormir, un fuego que te queme tanto que no permita que te detengas. Necesitamos un perro que nos persiga. Pero no un Poodle, no, necesitamos una jauría de Rottweiler detrás de nosotros. Porque si es un poodle eventualmente lo vas a domar y caerás en tu zona de confort y ahí te quedaras.

Cada uno de nosotros responde a un motivo, a algunos nos mueve el deseo de vivir lujosa y cómodamente, a otros solo pagar las deudas. Unos queremos construir algo tan sólido que transcienda a nosotros mismos y dejar un legado a nuestros hijos y nietos. Otros solo queremos obtener lo suficiente para viajar y conocer el mundo. O tal vez no es nada material sino el solo hecho de ayudar personas a través de compartir conocimientos. Pero lo que sí es un hecho es que para moverte y correr debes identificar lo que quieres.

Hace unos cuantos años leí una metáfora anónima que decía lo siguiente:

Una vez un hombre va de visita a la casa de un viejo amigo y al llegar luego de saludar y estar un rato observa que hay un perro perezoso que estaba aullando, quejándose lastimeramente. Pasa un rato y el animal seguía quejándose. Pasa otra hora y ya el hombre no soporta y le pregunta al dueño de casa:

– ¿Por qué ese perro llora tanto?

Y el amigo le contesta

  • Es que esta acostado sobre una tabla que tiene un clavo y este lo está puyando
  • ¿Y por qué no se mueve de allí? – Vuelve a preguntar el visitante
  • Ah por que le duele un poco para quejarse pero no tanto como para moverse- respondió el dueño

De nada sirve la técnica si no te vas a levantar de la tabla con el clavo y créeme he visto a muchos llorando y quejándose teniendo todas las herramientas necesarias para salir adelante en cualquier parte del mundo a pesar de las condiciones. Si leíste bien Para salir triunfador a pesar de cualquier circunstancia pero prefieren quejarse y sufrir. Llorar en lugar de levantarse de la tabla con el clavo. Hay personas en este momento en Venezuela que, antes de la pandemia, decidieron cerrar locales donde funcionaban restaurantes porque “Estaban perdiendo dinero” Yo me pregunto: ¿Acaso el venezolano a pesar de esta pandemia incluso ha dejado de comer? ¿Qué hay que reinventarse? Claro que sí. Y estas personas que comento tienen como hacerlo solo que prefieren quejarse, llorar, culpar al gobierno de turno. Pero no hacen nada por ellos mismos.

Yo te invito a que comiences ya, si no lo has hecho, a identificar qué es lo que te mueve. Identifica al perro que te persigue y empieza a correr. Es posible que estés muy bien en tu trabajo si es bajo dependencia. Eso está bien y si te gusta lo que haces sigue haciéndolo pero procura que sea mejor cada día. Pero si no estás conforme con tu trabajo actual entonces debes levantarte del clavo y poner acción. Una vez que tomes esa decisión y sepas que ya no tendrás un quince y un último, cesta tickets y algún otro bono es cuando veras venir muy nítidamente detrás de ti esa jauría de perros que te comente y es entonces que empezaras a correr con tal desesperación que no vas a parar. Solo quizás te detengas un momento a tomar aire volver la mirada un momento y otear a ver cuan lejos haz llegado o que ventaja le llevas al perro que te persigue.

Pero repito: Antes de tomar cualquier decisión debes tener muy claramente definido que es lo que quieres hacer en tu vida futura. Debes visualizar lo que deseas, olerlo, morderlo, amarlo, soñarlo. Poner una foto de lo que quieres en el espejo del baño y que sea lo primero que ves al ir a lavarte la cara. Hacer collage de todo lo que deseas. Imaginarte en el sillón presidencial, en el avión que te lleva a conocer, en el carro que quieres tener. O tan simple como haciendo la fila para pagar los recibos de luz que debes. O tal vez en la tarima frente al público que escucha tus experiencias. Pero además de visualizar, aprender la técnica, estudiar, prepararte y escuchar a personas que ya están transitando el camino del éxito, antes de todo eso debes por sobre todas las cosas CREER EN TI. APOSTAR A TI TODO A GANADOR Y CORRE LO MAS FUERTE QUE PUEDAS.

Cree y veras dicen las escrituras, con respeto a la religión que profese cada persona que lea esto,

Dios es bueno… Todo el tiempo…

Abg. Laurence E, Diaz Nuñez

V-10.279.071

WHATSAPP: +584141739210

@LAUMARVILA

@GRUPOMLD; WWW.GRUPOMLD.COM

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here