La estrategia del sector licorero venezolano para sobrevivir la pandemia

0
116
Imagen Archivo

Periódico Digital EL EMPRENDEDOR

Las ventas por redes sociales, comercio informal y la cuarentena han hecho que el sector esté al borde de la quiebra


El Covid 19 ha afectado prácticamente todos los sectores de la economía, lo que ha puesto a  empresarios y comerciantes a idear nuevas estrategias para mantener las ventas en estos tiempos y seguir generando riqueza para todos.  Sin embargo los mecanismos del gobierno han provocado que muchos negocios hayan decaído tanto que estén a punto de declararse en bancarrota.

Una vez que se decretó el estado de emergencia a mediados de marzo de 2020, se ha aplicado un esquema de cuarentena radical que se ha ido flexibilizando a partir del mes de junio. Los sectores que han quedado fuera del esquema 7X7 son los que más han sufrido en este tiempo, siendo un ejemplo concreto la industria licorera.

Así es como el domingo 18 de octubre, luego de estar más de siete meses cerrados de manera oficial, el gobierno decidió incluirlo en los planes de recuperación económica. Ahora los empresarios están haciendo todo lo posible por recuperar el tiempo perdido y aprovechar la época decembrina para ajustar su facturación.

 ¿Cómo ha afectado la pandemia al sector licorero venezolano?

El sector de bebidas alcohólicas ha sido de los más afectados por las medidas del gobierno, quedando al margen de las actividades económicas luego de iniciado el plan 7X7, poniendo en riesgo más de 150 mil empleos directos y 500 mil indirectos en todo el territorio nacional.

El gobierno ha decidido darle prioridad a los ramos considerados de “primera necesidad” tales como salud, alimentación, consumo masivo, seguridad, comunicaciones y servicios públicos. Por este motivo es que todos los comercios que vendían bebidas alcohólicas estaban excluidos de las actividades económicas hasta la tercera semana del mes de octubre.

La Federación venezolana de Licoreros anunció en el mes de marzo que las ventas habían caído en un 90%, dejando en una situación crítica a muchos comerciantes que se han visto en la necesidad de cerrar sus santamarías, vender sus equipos o cambiar de rubro. A esto hay que sumarle que el 65% de negocios siguen pagando alquileres a pesar de no estar trabajando.

Estrategias para aprovechar la nueva medida

Luego de más de 200 días en total restricción el gobierno finalmente decidió incluir al sector de licores dentro del plan 7X7, pudiendo trabajar hasta finales de la tarde en los siete días de flexibilización económica. Los comerciantes han comentado que aprovecharán al máximo la oportunidad para recuperar algo de lo que se ha perdido en estos siete meses.

El último trimestre del año suele ser más movido debido a la llegada de la navidad, además que es el momento donde los trabajadores cobran las utilidades a pesar que actualmente no es la cantidad para satisfacer las necesidades básicas. Sin embargo, las personas utilizan cualquier excedente de efectivo para adquirir algún bien que les de placer, siendo el alcohol una razón para compartir con seres queridos.

Así es como el sector licorero se está preparando para las fiestas de fin de año, creando estrategias para poder abastecer un mercado que ha optado por las ventas clandestinas, ofertas por mensajería instantánea y productos de dudosa procedencia para poder llenar el vacío que ha dejado estos meses sin poder trabajar.

Caída en las exportaciones

Venezuela se ha caracterizado por tener marcas de licor reconocidas en algunos de países del viejo continente, prefiriendo el sabor de la cerveza, ron y otras bebidas. A partir del mes de marzo las exportaciones han presentado una caída del 30% debido a las restricciones que impuso el gobierno venezolano.

Hasta el mes de mayo las empresas estaban trabajando a un 20% de la capacidad instalada, luego de dos meses de transcurrida la cuarentena. Una vez que las semanas fueron transcurriendo estos números empezaron a bajar hasta llegar a lo que se tiene en la actualidad, un sector licorero que apenas está despertando luego de meses paralizado.

Dependiendo del panorama del mercado las empresas podrían ponerse en contacto con sus clientes en el extranjero para tener la posibilidad de vender parte del inventario que se ha ido acumulando durante la cuarentena. La demanda de bebidas alcohólicas podría subir entre los meses de noviembre y diciembre.

¿Qué puede hacer el empresario para superar la situación?

Todos los empresarios que forman parte de este sector han sufrido meses retadores, a tal punto que en estados como el Táchira la facturación ha bajado en un 85%. Luego de haberse reanudado las operaciones en las semanas de flexibilización el objetivo es generar el mayor progreso posible en los últimos tres meses del año.

El consumidor venezolano es conocedor y gusta del alcohol para entretenerse en sus tiempos libres, y eso es lo que busca luego del confinamiento. El entretenimiento puede tener un auge que ayude a disminuir las pérdidas que se tuvo durante todo este tiempo y así lograr posicionar las marcas venezolanas en el mundo entero.

La situación actual exige que el comerciante abrace las nuevas alternativas para ofrecer productos y servicios, siendo las redes sociales y el delivery las plataformas perfectas para vender sus licores. Así es como el consumo de licor se ha mantenido a pesar de la restricción que tuvieron los comercios formales, abriendo paso a una nueva tendencia que podría mantenerse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here