El Contrato de Trabajo y otros aspectos que debe considerar todo Emprendedor. / Por el Abg. Laurence E. Díaz

0
238
Imagen Archivo

Artículo Original de Abg. Laurence E. Díaz

Al finalizar el año 2019 muchas empresas se entusiasmaron pues el cierre fue bastante movido, hubo quizás un repunte económico ficticio según nuestros amigos economistas, pero como quiera que haya sido se avizoraba un mejor panorama para el primer trimestre del 2020. Y en muchos casos así fue, en lo personal mi negocio arranco muy bien. Para algunos el mes de enero parecía interminable y hoy quisiéramos que nunca se hubiese acabado. El mes de febrero continuó bien. Hasta que llego el fatídico mes de marzo, y no sé si fue casualidad pero fue un viernes 13, día y fecha que según los supersticiosos es de mala suerte,  la última vez que trabajamos de manera “normal” en Venezuela. Cierta o no esta superstición, el hecho es que por causas ajenas a nuestra voluntad debido a la pandemia por todos conocida nuestra forma de vida cambio.

Ahora bien, como muchas empresas a finales de 2019 y principios de 2020 comenzaron a facturar y a cobrar en dólares, decidieron ajustar el salario a sus empleados en esta misma moneda dura, cosa que me parece bastante justa, y quizás por falta de asesoría realizaron contratos de trabajo donde esto del pago en moneda extranjera o su equivalente al cambio del día del pago quedo plasmado y ahora están en problemas pues deben honrar esos pagos sin estar produciendo o exponerse a una demanda. Ciertamente pueden solicitar la suspensión del contrato de trabajo según lo establece la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajador y Trabajadora (LOTTT 2012) en su artículo 72 en su literal “I” Pero esto solo suspende el pago del salario, todo lo demás (acumulación de prestaciones sociales, bono de alimentación entre otros)  deben seguir pagándose según lo acordado en el contrato de trabajo en dólares o su equivalente en Bolívares.

Visto lo anterior, y teniendo en cuenta de que existen muchos emprendedores que ya habían arrancado su proyecto o están esperando quizás que se reactive el país para iniciar. Que tal vez están trabajando solos pero dentro de sus planes esta la contratación de personal, les recomiendo que antes de contratar primero definan muy bien cuál o cuáles serán las responsabilidades de la persona a emplear. Es decir, cuál será su rol, el alcance de sus funciones. Establecer el horario de trabajo. Sería conveniente que tengan ya elaborado un manual de normas y procedimientos de la empresa con todas las reglas del juego establecidas de manera clara, con los deberes y derechos bien definidos. Pero es imperativo que al contratar se firme un documento que cumpla con la norma básica establecida en el artículo 59 de la LOTTT.

Nuestro texto normativo del trabajo vigente desde mayo de 2012, estableció que el nuevo periodo de prueba es de solo 29 días pero en la práctica sabemos que es muy poco tiempo para evaluar el desempeño de una persona. Y es que una relación laboral tiene similitud a una relación sentimental, de pareja, pues no en vano se pasan más de 10 horas diarias en la empresa. Siendo así, esos primeros 29 días  son de puro amor, pura melcocha. El verdadero conocimiento del desempeño del trabajador se verá luego de tres meses. Por tal motivo pueden considerar la posibilidad de realizar un contrato a tiempo determinado por tres o seis meses. Ajustado siempre a la norma referida en los artículos del 62 al 64 de la LOTTT. Esto de manera de poder evaluarse mutuamente pues, como comente antes, esto es una simbiosis y ambas partes deben sentirse a gusto, enamorarse el uno del otro y de no ser así cada quien puede continuar su camino y no pasa nada.

El salario que se asigne al trabajador y que sea de común acuerdo debe respetarse. Y una vez asumido el rol de patrón debe tomar en cuenta que, así como se debe mantener al día todo lo relativo a los tributos nacionales, estatales y municipales, hay que cumplir con todos estos parafiscales como son pagos del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (FAOV). Seguro Social Obligatorio (IVSS) Instituto Nacional de Cooperación Educativa Socialista (INCES) Declaración y solvencias del Ministerio Del Poder Popular para el Proceso  Social del Trabajo (MINPPTRASS) Establecer de qué manera se llevara el depósito de garantías de prestaciones sociales, pagos de cesta tickets entre otros aspectos que conlleva la contratación de un trabajador. Debe considerar además como va a incentivar a sus colaboradores porque también debe cumplir con todo lo establecido en la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) Y del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laboral (INPSASEL). El salario es lo primordial ciertamente pero hay otras cosas necesarias para que exista un buen ambiente de trabajo. Para que alguien quiera quedarse en una empresa sea la más grande trasnacional o atendiendo el kiosco de venta de periódicos de la esquina debe estar motivado y eso no solo se consigue con dinero, con salario. Hay otras cosas que no se pueden perder de vista, como por ejemplo una gratificación diferida, un ascenso o una simple palmada en la espalda.

Todo buen proyecto de empresa debe plantearse la manera de crecer y mantenerse más allá de los primeros 5 años pero también debe proponer para sus colaboradores un plan de crecimiento personal, de desarrollo profesional, de motivación al logro. La empresa debe estar siempre en constate evolución enfrentando nuevos retos que exijan la capacidad de las personas y retribuir de manera equitativa el esfuerzo del trabajador. Enseñarlo a que si es posible obtener logros en corto, mediano y largo plazo. El trabajador debe tomar conciencia que no todo lo que brilla es oro; ocurre en muchos casos y hoy día se ve más, que se van de la empresa que de alguna manera los mantiene estables por un canto de sirenas donde les ofrecen villas y castillas en una de esos “Bodegones Fantasmas de moda” y cuando sucede algo como lo que estamos viviendo se quedan en el aire.

Siempre que todas las partes estén de acuerdo, el trabajador contento y satisfecho, el patrono complacido por el desempeño de sus empleados, con la consecución de las metas la entidad de trabajo será un sitio agradable donde todo el mundo quiere ir a trabajar. Donde en el tiempo se podrán ver hasta dos y tres generaciones de personas laborando en ese lugar.

Dios es bueno, todo el tiempo…

Abg. Laurence E. Díaz

Whatsapp: +58414-1739210

@laumarvila

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here