Economía colaborativa ¿Modelo infalible en la actualidad?

0
100
Imagen Archivo

Periodico Digital EL EMPRENDEDOR

La tendencia se encuentra en una encrucijada debido al coronavirus, pero ¿Cómo funciona este modelo, cómo se adapta a las nuevas necesidades?


La llegada del siglo XXI ha significado un antes y un después en la forma de hacer negocios y la generación de ingresos para muchas personas, empresas e industrias. La llegada del Internet y la tecnología ha significado un cambio abrupto en las actividades económicas, creando nuevos mercados y oportunidades de negocio.

Personalidades del sector empresarial como Robert Kiyosaki y Paul Zane Pilzer han señalado que los clientes están ávidos por tener contacto con productos y servicios sin demasiados intermediarios, de manera que los productos sean más económicos, pero manteniendo la misma calidad. Es allí donde nace el concepto de gig economy o economía colaborativa.

¿De dónde surge el término?

El término fue utilizado por primera vez en la década de los 70 por Marcus Felson y Joe L Spaeth, a quienes se les atribuye la creación el concepto formal, sin embargo, era una idea que para ese entonces no tenía una utilidad práctica debido a las tendencias del consumo y la nula existencia del Internet.

La sociedad tuvo que esperar hasta el 2007 cuando Ray Algar lo volviera a mencionar en un artículo de negocios para el boletín Leisure Report. Para los lectores del medio resultó curiosa y novedosa la forma en que trabajaba este nuevo modelo de negocios que hasta ese entonces aún no funcionaba en ningún sitio.

Posteriormente el reconocido autor Rachel Botsman publicó “What’s Mine Is Yours: The Rise Of Collaborative Consumption”, un libro que cambiaría la historia de la economía colaborativa para siempre. A partir de aquí muchos medios de comunicación empezaron a replicar la información y a hacer reportes sobre un sector que estaba a punto de despegar.

¿Cómo funciona este modelo de negocios?

Las empresas de la economía colaborativa funcionan a través de plataformas digitales que  se encargan de conectar usuarios que poseen una determinada necesidad con personas que tienen las herramientas para satisfacerla, masificándolo mediante el Internet y las nuevas tecnologías. Por cada transacción, la empresa intermediaria se queda con una comisión.

El BBVA lo definió como un modelo de intercambio entre dos o más personas mediante alquileres, uso compartido, créditos, préstamos, comercialización y mucho más. Al ser exclusivamente mediante apps digitales, muchos intermediarios se eliminan, siendo todo más económico y productivo para ambas partes.

Estos negocios han llamado la atención de los expertos, ya que son vehículos que cambian completamente la forma en cómo funcionaban la mayoría de negocios hace unos años.

Jonatan Loidi, un reconocido conferencista en el área de emprendimiento y negocios, publicó un artículo reciente en la revista Forbes acerca de las ventajas que tienen los proyectos de economía colaborativa tanto en los clientes como en los emprendedores. A su juicio les da la posibilidad a las personas de poder competir de igual a igual con las grandes corporaciones que anteriormente monopolizaban las operaciones y el mercado.

Este mismo autor se refirió a un caso particular, Mercado Libre. La empresa de comercio electrónico no fabrica ni distribuye ninguno de los productos de comercializan. Todo es entre oferta y demanda de los mismos usuarios, quienes hacen las transacciones y envían los productos hasta donde su cliente lo necesite.

¿Qué ventajas ofrece?

Según distintas investigaciones, se ha encontrado una gran cantidad de ventajas que se ofrecen principalmente a los usuarios, aunque también pueden ser aprovechadas por los emprendedores que decidan incursionar en este modelo de negocios.

Algunas de ellas son:

  • Mayor oferta para el mercado: Con estas plataformas hay mayor cantidad de bienes y servicios que antes no existían en los anaqueles, dándole la posibilidad de elección al cliente.
  • Optimización y eficiencia: La economía colaborativa permite usar múltiples productos y servicios sin la necesidad de adquirirlos, ahorrando dinero y siendo más productivos. Un ejemplo es con los vehículosde alquiler.
  • Ahorrar dinero: Tanto al compartir objetos,como al pagar solo por su uso, genera un ahorro significativo en el presupuesto de cada cliente que decide hacer un cambio en sus hábitos de consumo.

Desventajas:

Ninguna industria es perfecta y siempre hay aspectos negativos que causan molestias tanto en los usuarios como en las empresas que participan en el sector. La economía colaborativa, al ser relativamente nueva, aún tiene muchos elementos a mejorar. Estas son algunas de las desventajas que presenta:

  • Competencia y legislación: No en todos los países existe una legislación clara acerca de los negocios de economía colaborativa. Esto ha traído muchos problemas, especialmente con las industrias que podrían ser sus competidores. Se ha visto muy a menudo con los hoteles, taxistas, restaurantes y otros sectores.
  • Protección al cliente: Los consumidores no siempre están protegidos ante probables estafas o déficitde control de calidad. De sucederles, no saben a qué organismo acudir ya que no está del todo tipificado en las leyes.
  • Monopolios: Ya hay empresas que están abarcando gran parte del mercado, e incluso han adquirido otras compañías para expandir sus operaciones, quitándole la oportunidad a los nuevos emprendedores que quieran aprovechar las tendencias del mercado.
  • Seguridad del consumidor: En los proyectos de coches compartidos como Uber, Cabify, entre otros, no siempre es fácil detectar la seguridad del transportista que lo llevará a su destino.

Empresas líderes del sector:

En los últimos años han surgido empresas que detectaron la oportunidad que estaba brindando el mercado y decidieron aprovecharlas al máximo. Fueron ellas quienes abrieron la brecha a los nuevos proyectos que están creciendo día tras día.

Algunas de las que están liderando la economía colaborativa son:

  • Uber:

El Wall Street Journal anunció que en la última ronda de financiación que la empresa estaba valorada en unos 68.000 mil millones de dólares. Lo que llamó la atención de los inversionistas es que la compañía no poseía flotas de autos ni personal de transporte, sino que estos surgen de quienes que quieran generar ingresos extras mediante su vehículo.  

Uber tiene un proceso de selección bastante rígido para detectar que sus clientes están lo más seguros posible.

Su principal punto de discusión es que no le ofrecen salarios ni prestaciones a los choferes, trabajando a su propio horario y cotizando de manera individual a la Seguridad Social. La empresa afirma estar desarrollando alternativas para crear una experiencia segura tanto para pasajeros como para conductores, de manera que puedan ofrecer un servicio de calidad en todo momento.

Actualmente sería la principal red de transporte del mundo, sin tener un solo vehículo propio. Esa es la característica y potencial de la economía colaborativa.

  • Airbnb:

Airbnb es la otra empresa que está liderando la economía colaborativa. Nació hace más de diez años por dos emprendedores que en esos momentos tenían problemas para pagar la renta de su apartamento. Brian Chesky y Joe Gebbia empezaron a alquilar espacios de su hogar para poder hacerle frente a los gastos mensuales. Para promocionarlo usaron un sitio web propio y medios sociales.

Con el pasar del tiempo se fueron posicionando en las redes y así fue como les fue surgiendo la idea de negocio: conectar personas que necesitan un espacio para vivir o pasar vacaciones, con alguien que tenga ese espacio desocupado y quiera ganar dinero. Por la conexión entre ambas partes, la empresa cobra una comisión.

Hoy en día Airbnb es la empresa de alojamiento más grande del mundo según Forbes. No puede considerarse hotel ya que su modelo de trabajo es completamente diferente. Al igual que Uber no posee establecimientos propios. Todas las viviendas y estructuras lo ofrecen los mismos anfitriones que están inscritos en el servicio.

En la plataforma de la empresa se puede verificar la identidad tanto del anfitrión como del posible cliente que quiere alojarse en su espacio. Deben cumplir con una serie de requerimientos que luego son chequeados por el equipo de soporte técnico.

En la actualidad está posicionada en más de 190 países, posee más de dos millones de propiedades en oferta a lo largo de 33.000 ciudades. Desde su fundación en el 2008 hasta el 2012, se hicieron 10 millones de reservas.

¿Cómo reacciona la economía colaborativa ante la pandemia?

Casi ningún problema ha puesto a prueba los negocios y la economía como lo ha hecho el Covid 19, catalogado como pandemia mundial a principios de marzo. A raíz de esto los diferentes gobiernos tomaron cartas en el asunto, creando medidas de confinamiento que ha paralizado a buena parte de los negocios del mundo, especialmente a los que se basan en este modelo de negocio.

Airbnb  ha revelado parte de las acciones que están llevando a cabo para que sus anfitriones no se vean tan afectados por la coyuntura actual. En una publicación hecha el 09 de abril señalaron que destinarán más de 250 millones de dólares para apoyar a todos los  anfitriones que se vieron perjudicados por la cancelación de sus clientes.

Al enterarse de la pandemia la mayoría de huéspedes decidieron cancelar su visita hasta que se normalizara la situación. Esto ha provocado pérdida significativa para quienes obtienen ingresos por la plataforma. La empresa sabiendo esto decidió inyectar esta cantidad para mitigar los efectos del coronavirus.

Uber tampoco se han quedado de brazos cruzados ante la pandemia, afirmando que están al tanto que muchos conductores se verán afectados, con muchos de estos contrayendo la enfermedad mientras trabajaban. El medio ha Consalud.es afirmó recientemente que la empresa realizaría donaciones a estos trabajadores.

Esto será en todos los países en los que tienen operaciones, además de ofrecerles 14 días de baja o hasta que dure su cuarentena.

Mientras tanto en la web oficial de la empresa se anunció oficialmente que repartirán millones de mascarillas entre los conductores de todas sus divisiones para apoyar su prevención frente al coronavirus, medida que aplicará tanto a choferes como a los repartidores de alimentos.

Lo que depara el futuro:

Esta es  la actualidad de la industria de la economía colaborativa, un sector en constante crecimiento que todavía tendría que evolucionar significativamente para superar muchos de los problemas que tienen, especialmente en cuanto a protección del consumidor y aspectos legales.

El crecimiento del sector se debe principalmente a un cambio en las tendencias de consumo a nivel global. Un compromiso por el medio ambiente, el uso eficiente de los recursos materiales y colaboración entre personas son las características principales del consumidor 3.0, y hacia donde muy seguramente se dirigirá este modelo.

 En su momento, la revista Time catalogó al modelo como una de las diez ideas que cambiarán al mundo y, aunque esta metodología aún es joven, se podría decir que ya lo está logrando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here