Plan País Venezuela, las medidas para el día después

0
51

Mi intención es reconocer y agradecer a todos aquellos que contribuyeron en la construcción de este plan y aportar algunas ideas que seguramente están en las mentes de quienes deban aplicarlo pero que estimo conveniente recordarlas. Comentarios con base al artículo Plan País: las medidas para el día después, de Luisa Salomón publicado por PRODAVINCI.

Juan Guaidó explicó que… no tenemos los recursos económicos para invertir.

Reconocemos que eso es verdad y agrego que tampoco tenemos el tiempo que un plan de recuperación “normal” pudiera requerir. Si alguien piensa que esto pueda tomar 10, 15 o veinte años, nos estaría exponiendo a caer de nuevo en las garras del populismo, veamos caso Nicaragua, o popularidad de Lula en Brasil. Eso sería terrible, con estos enemigos de la patria se consumaría la destrucción del país y la entrega del territorio a un imperio como Rusia, China o Cuba, cualquiera que comulgue con sus intereses ideológicos y los mantenga mil millonarios.

Sus prioridades son:

1. Obtener ayuda humanitaria y garantizar abastecimiento.

La ayuda humanitaria, es un evento con tiempo y espacio determinados que nos permitirá salir de este marasmo en lo inmediato, no la esperemos para un mediano o largo plazo.

La garantía de abastecimiento en el tiempo debemos ofrecerla nosotros con medidas correctas y seguramente innovativas.

2. Estabilizar la economía.

El Plan debería estabilizar la economía de Venezuela y también sentar las bases para un desarrollo acelerado; lo inmediato debe ir en consonancia con lo que va después, y en esto debemos tener absoluta claridad desde ahora.

3. Reactivar la industria petrolera.

Tema delicado por los nacionalismos y posiciones trasnochadas presentes en todo el espectro político del país. Sé que debemos hacer acuerdos y eso conlleva dar y recibir, pero para recuperarnos adecuada y rápidamente debemos deslastrarnos de ideas viejas e inútiles, debemos buscar lo que más pronto y en mejores condiciones permita la recuperación y renacer del país. Estar abiertos a que la exploración, extracción y producción del petróleo no lo hace PDVSA sino un conjunto de empresas con recursos y competencias de primer nivel, caso contrario la recuperación nos tomará más años de los que tenemos disponibles y recursos de los cuales hoy no disponemos. El Estado a través de un ministerio, como de energía, debe procurar que recibamos lo mejor posible en recursos financieros, ambientales y afines a la estrategia nacional.

4. Diversificar la economía nacional.

En qué somos buenos o qué podemos ofrecer que otros países no lo harían tan bien como nosotros. No se trata de algo tan simple como sustituir las importaciones o proteger a la industria nacional. Aquí reconocemos tanto como otros la calidad personal y profesional del venezolano, de los que están en el país y de los que se han marchado temporalmente; en atención a ello pudiéramos destacar en servicios personales tales como educación y salud, o corporativos como las finanzas y tecnología de comunicaciones. Un lugar especial lo deben ocupar la agricultura y la ganadería, con prácticas modernas y rendimientos para satisfacer la demanda local con buena calidad, precios atractivos y cantidad suficiente.

Para muchos venezolanos es punto de honor recuperar RCTV, El Nacional y otros medios de comunicación, y eso me parece bien hasta allí. Quienes se ocupan de recuperar el país deben atender los asuntos prioritarios y dejar a los dueños de estos negocios hacer lo que les corresponda. Si debemos darles estímulos para que retomen sus negocios y particularmente seguridad jurídica y acceso como a todos a los recursos materiales y financieros que requieran, pero no más, ni consejos de ministros ni partidas especiales. Igual para todos aquellos establecimientos fabriles o comerciales que deban ser devueltos a sus propietarios, en el menor plazo posible mediante juicios sumarios que les den base legal y no estén expuestos a los vaivenes de herradas políticas populistas.

5. Restablecer el acceso a los servicios públicos.

Los servicios públicos no son propiedad ni tema exclusivo del Estado, si su responsabilidad y para ello debe establecer un marco regulatorio y de funcionamiento que nos deje claro a los ciudadanos y a posibles operadores las reglas del juego.

Por qué ha habido tanta ineptitud, negligencia y corrupción en los servicios públicos? Creemos que es porque se prestan para negocios muy lucrativos y de plazo inmediato, poniendo tantas trabas al ciudadano para acceder a ellas que se hace menester la intervención de un tercero facilitador, el gestor que reparte sus ingresos con funcionarios del Estado desde porteros hasta un alto nivel que no conocemos.

Permitir que operadores especializados y expertos en manejo de servicios públicos manejen las áreas que se les asignen de acuerdo a resultados de licitaciones internacionales. Tener como premisas que los servicios públicos todos son de acceso universal, de fácil utilización y al precio que corresponda según estructura de costos, gastos y ganancias. Ejemplo de estos servicios públicos: transporte, metro incluido; comunicaciones postales, telefónicas y de datos, internet; electricidad; aguas blancas y servidas; aseo urbano domiciliario; cárceles; atención en salud en segundo y tercer nivel así como una red de consultorios privados en el primer nivel; educación; y otros tantos más que han demostrado ser más eficientes y útiles a la ciudadanía estando en manos privadas.

ÁREA SOCIAL.

Excelente, me gustaría resumirlo en que no haya oportunidades para la queja, la protesta o echar de menos al régimen populista.

Haría un acuerdo inmediato con Brasil y Colombia para recibir asistencia financiera, técnica y tecnológica de capacitación laboral para las juventudes y gente de más edad, mediante sus instituciones SENAI y SENA.

Si logramos captar nuevos capitales y tecnologías, estas van a requerir mano de obra especializada y hoy no la tenemos; posiblemente Caracas y Guarenas-Guatire, Valencia, Maracay, Barquisimeto y Maracaibo pudieran aportar esta mano de obra, pero que pasa con el resto del país? No hay mano de obra para poner a andar una fábrica o prestar un servicio a través de instituciones financieras o comerciales. Esta es una tarea urgente e inmediata para poder ofrecer empleo productivo y trabajo decente que nos permita reducir la pobreza. Necesitamos que ILO-OIT nos apoye fuerte y decididamente en este aspecto con programas de probada eficacia.

El lema debería ser Oficios para Todos.

“Implementar mecanismos transparentes y consensuados de determinación y actualización del salario mínimo y pensiones, según lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo”

Esto está bien para proteger a los más desfavorecidos, pero no puede ser una consigna de un plan de recuperación. En este país hemos visto muy bien que el salario mínimo se convirtió en una herramienta demagógica y de terribles efectos no por si misma sino por la interpretación que le dan los sectores productivos grandes y pequeños. Cuando se triplicó el salario se triplicaron y más los precios aún en aquellos productos y servicios donde el costo de mano de obra no representa la parte más importante de los costos generales de producción. Lo importante está en generar empleos productivos y en los principios de libertad para el trabajo permitir que los actores acuerden las condiciones en que debe ser prestada la labor.

“Queremos un país donde todo el mundo pueda competir y tener las mismas herramientas”

Contradictoria esta frase del diputado Pizarro, me gustaría entender que quiso decir que todo el mundo pueda competir y tener las mismas oportunidades de acceso a herramientas y recursos, si está en sus capacidades diferenciales. Bien en no permitir monopolios, pero por ejemplo yo no puedo competir con Google en algunas de sus áreas, por decir lo menos, y eso no está mal. Estaría mal que por protegerme a mí en mi derecho a la igualdad no permitiéramos a Google operar en el país. Creo que igualdad de condiciones para el acceso a la educación, formación, capacitación laboral es suficiente y más apropiado.

ÁREA ECONÓMICA.

Para la recuperación económica del país, Alvarado explicó que contemplan un “plan de expansión fiscal” para recuperar de forma rápida la capacidad de consumo de los venezolanos. “Si no logramos una estabilidad social y económica no va a ser posible la estabilidad política”, explicó. Esta expansión fiscal se financiará a través de un programa de financiamiento internacional extraordinario. “Nosotros no vamos a reducir el gasto, no vamos a un programa de austeridad”.

Bien por la excelente introducción, por la intención de recuperar la capacidad de consumo. Mal, que no destacan la necesidad de recuperar la capacidad productiva del país; sin capacidad de producción, hoy destruida, no habrá capacidad de consumo y el programa de financiamiento que llaman acertadamente extraordinario es finito en el monto y en el tiempo. Debemos dedicar mucho esfuerzo y orientarnos a resultados en esta área económica.

Recuperar las empresas públicas con inversión privada y que el Estado se enfoque en proveer servicios, ofrecer salud, servicios públicos o mejorar carreteras.

Olvídense de recuperar las empresas públicas con inversión privada. Nadie va a invertir en lo que no es suyo, lo recomendable es vender las empresas públicas a precio de mercado y que el Estado de las directivas económicas e incentivos fiscales que atraigan los capitales nacionales y extranjeros.

El Estado solo debe enfocarse en disponer las directrices del país que queremos tener, estimular las inversiones y vigilar que la oferta económica se realice en un ambiente ético, que cumpla las normativas legales y sea de beneficio para las mayorías. El Estado debe mantener en sus manos lo estrictamente necesario y que no pueda ser cedido a la inversión privada, por ejemplo, documentos de identidad como cédula y pasaportes, seguridad ciudadana, representación del país en el extranjero, administración del presupuesto nacional, banco central, legislación, y así muy pocos servicios.

Salud, educación, carreteras, servicios postales, exploración, producción, transporte, refinación y comercialización del petróleo, comunicaciones, electricidad, puertos y aeropuertos, todos estos requieren muchísima inversión de capital para recuperarnos de la destrucción y abandono al cual fueron sometidos en los últimos 20 años y más para llegar a un nivel de calidad mundial, recursos que el país no tiene ni debe pretender tener.

Recuperar activos de la nación que están en el extranjero por hechos de corrupción, a través de la Oficina Nacional de Recuperación de Activos establecida en la Ley de Recuperación de Activos aprobada por la Asamblea Nacional.

Además de recuperar los activos en el extranjero se deben recuperar los que se encuentren en el país y realizar las diligencias necesarias para que los responsables de las desviaciones de esos activos se presenten ante la justicia venezolana o del país en que se encontraren.

Levantar el control de cambio. Para esto, el plan contempla recuperar divisas a través de la expansión de la producción petrolera y acceso al financiamiento internacional.

Muy bien. Complemento. Establecer controles para que la ayuda y financiamiento internacionales no regresen a esos países como bienes de capitales extranjeros.

Los ejecutores del plan deberían aportar más información sobre temas como objetivos a lograr, condiciones para acudir al FMI, reducción del déficit fiscal, manejo de la deuda.

Establecer un anclaje cambiario “para atar las expectativas y detener la hiperinflación”.

Negociar con los acreedores y reestructurar la deuda externa para conseguir financiamiento externo.

Parar la impresión de dinero sin respaldo por parte del Banco Central de Venezuela.

Fortalecer la autonomía del Banco Central de Venezuela.

Estas medidas son actividades que bien llevadas por un excelente conocedor de la teoría de la moneda como lo es el diputado José Guerra, deberían dar buenos resultados con acompañamiento y apoyo de todos. Ojalá seamos exhaustivos con las medidas de crecimiento económico, disciplina fiscal, libertad económica y que el Banco Central asuma con responsabilidad sus competencias políticas y técnicas. Entiendo que tengamos muchas expectativas con el petróleo pero no deberían ir más allá de lo razonable, creo que si deberíamos reducir el gasto sin abandonar a la gente, pero reducirlo y no gastar dinero en aquello que en otras manos pudiera más bien significar ingresos fiscales y generación de empleos, deslastrarnos del pensamiento del Estado omnipotente y manejador de los factores económicos. Diría mente abierta y osadía en la búsqueda de resultados.

ÁREA PETROLERA.

El plan en materia de hidrocarburos contempla una reestructuración de la estatal Petróleos de Venezuela, que seguirá perteneciendo a la nación, pero enfocada en desarrollar su sector. Aceptar capital de empresas privadas para inversiones, servicios y creación de empresas mixtas.

Toro Hardy estima que el país necesitará alrededor de 25.000 a 30.000 millones de dólares entre inversión y gastos, cada año. Siete años con inversiones de esa naturaleza permitirían recuperar la producción petrolera que tenía el país hace 20 años. “Debemos ser competitivos si queremos atraer inversiones”

Creo que en esta área el plan está muy cerca del fracaso, es un poco más de lo mismo pero con mejores garantías de un manejo pulcro y profesional; quizás puedan elaborar un plan perfecto, que lo lleven a cabo eficientemente, pero completamente equivocado en la estrategia. Aquí no se ha hecho el ejercicio de pensar fuera de la caja y teniendo tantos apegos al pasado y a una experiencia exitosa en otro contexto, estamos condenados a repetir un guión que en estas circunstancias de ingentes cantidades de inversión, cambios en el panorama mundial, amenazas de una energía limpia, prospección de una industria automotriz con muchos cambios a corto plazo no solo con que ya no se utilice la gasolina sino que la cantidad de vehículos sea menor, tal como se comunica en este plan nos estamos condenando al fracaso que veremos probablemente cuando sea tarde para rectificar porque estaremos comprometidos con lo que estamos haciendo y con las formas en que lo hacemos.

Propongo que PDVSA sea un administrador celoso y eficiente de los recursos de energía y minas, con las dimensiones estructurales y orgánicas suficientes para contribuir con la visión del país. No volvamos al pasado, quizás glorioso pero ya no un factor de éxito en la nueva Venezuela.

Por tener tantas expectativas con PDVSA y reconociendo que el petróleo y otros minerales son importantes en lo inmediato para el éxito de nuestro país, estimo recomendable acudir a la opinión experta de otras realidades. Deberíamos ver lo que hacen otros grandes productores de petróleo y gas como Arabia Saudita, Estados Unidos, Rusia, China y Canadá; o también lo que han hecho Brasil y Colombia en los últimos cinco años.

Las acciones planteadas para recuperar la industria petrolera.

Garantizar la seguridad de las instalaciones petroleras.

Si estamos previendo incendios petroleros como en Kuwait cuando la Guerra del Golfo en 1991, está bien; pero de otra forma esta es una actividad normal de la guardia nacional y debería hacerse para otras instalaciones estratégicas como estaciones de generación eléctrica y recursos de distribución, estaciones de gas, represas y abastecimiento de agua.

Todo ello requiere un marco situacional con el análisis de vulnerabilidades y amenazas y un esquema de gestión integral del riesgo.

Promover el retorno de los trabajadores petroleros expulsados de PDVSA en el año 2002.

Loable, pero la mayoría ya tiene su vida hecha en nuevos trabajos o emprendimientos. Los pocos que regresen lo harán a una PDVSA que ya no existe o que incluso no debería existir. Todos van a querer, y los apoyo, pago indexado de sus prestaciones sociales y fondos de ahorro expoliados miserablemente por este régimen, así como su sistema de pensiones. Este es tema pendiente y hay que abordarlo.

Atender áreas prioritarias para garantizar el suministro de gasolina y gasoil. “No hay comida si no hay gasolina para trasladarla”, explicó Goicoechea.

El Estado no puede seguir pagando el consumo de gasolina y gasoil de los particulares, por lo menos a mediano y largo plazo. Por el contrario esta es una actividad que debería producir ingresos fiscales.

Por qué áreas prioritarias? en todo el país no somos todos iguales? No tenemos acaso las mismas necesidades de transporte?

Atraer inversiones privadas, nacionales e internacionales, para recuperar la industria y la producción de petróleo y gas.

Miremos la experiencia en Venezuela de Conoco-Phillips, Universal Compression Internacional y Anglo American PLLC, Rusoro Mining Ltd, The Williams Compenses, Wilpro El Furrial, Crystallex Internacional Corporation, Nova Scotia Power, Opic Karimum Corporation, Gold Reserve INC, Eni Davison BV, Vanesa Ventures Ltd, Exxon Mobil, Sinopec USA INC. Todas con demandas en tribunales internacionales contra PDVSA.

Qué les vamos a ofrecer ahora, que sea suficientemente atractivo para que vengan, decirles que queremos sus dólares no será suficiente, debemos darles garantías legales y una buena razón para que inviertan y creo que esta buena razón será convenir que las empresas operen el negocio petrolero, con sus propios recursos y a su propio riesgo, pagando a Venezuela el royalty que se convenga y en el marco de políticas que establezca el país soberanamente. Esto parece ser una marcha atrás, a antes de la decisión de CAP de nacionalizar la industria petrolera, pero en el mundo de hoy son otros los conceptos que se manejan.

Creación de una Agencia Venezolana de Hidrocarburos, un organismo técnico administrativo que se dedique a administrar de forma eficiente los yacimientos y encargarse de los procesos de licitación con transparencia. Integrado por especialistas petroleros, designados en un proceso independiente y por períodos que trasciendan los presidenciales, para garantizar institucionalidad e independencia de los gobiernos.

La generación de más burocracia no resuelve ningún problema, demostrado en nuestra propia experiencia.

ASUNTOS IMPORTANTES QUE NO SE LEEN EN EL DOCUMENTO.

  1. Visión de país, cuál es la Venezuela que tendremos dentro de diez años, 15 o 20. Por ejemplo, Venezuela con ingresos aportados por sus ciudadanos y empresas, suficientes para atender las necesidades de la población y el funcionamiento del Estado, con sistemas de educación, salud y previsión social consolidados, aplicados de manera universal y con plena satisfacción de sus beneficiarios.
  2. Cuáles son los objetivos y metas del Plan País, a cien días, a tres, seis, nueve y doce meses. Qué es lo que la gente va a ver al finalizar estos períodos, creo que la gente espera resultados que mitiguen sus penurias y le den mejores condiciones de vida, independientemente de lo que cada uno aporte en la construcción de soluciones, o de que no aporten nada.
  3. Reinstitucionalización del país. Urgente nuevos CNE, TSJ, Gobernadores y Alcaldes, Contralor General de la República, Fiscal General, Procurador, etc. Con nombramientos de la AN donde corresponda y elecciones en los otros casos.
  4. Desarme y neutralización de grupos que amenazan la seguridad del país, tales como colectivos, cárteles de drogas, grupos terroristas ELN, FARC, Hezbolá.
  5. Revisión y denuncia de convenios bilaterales o multilaterales que lesionan los intereses del país o de la Patria. Por ejemplo, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Caricom.

Fuente: https://degerencia.com/articulo/plan-pais-venezuela-las-medidas-para-el-dia-despues/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here